La CPM tomó posesión parcial del Pozo de Quilmes

En un acto público, se firmó el acta de cesión del edificio donde funcionó el centro clandestino de detención Pozo de Quilmes a la Comisión Provincial por la Memoria (CPM). La firma forma parte del proceso de desafectación del inmueble, tal como lo estipula la ley de creación del sitio de memoria. En esta primera parte, la CPM tomó posesión del sector del edificio donde están emplazados los calabozos; entre 1975 y 1979, pasaron por allí más de 250 víctimas del terrorismo de Estado. Además de la CPM, participaron del acto la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, la Municipalidad de Quilmes y la asociación civil “Colectivo Quilmes, Memoria, Verdad y Justicia”.

En un acto realizado en la secretaría de derechos humanos de la provincia de Buenos Aires, el co-presidente de la CPM Adolfo Pérez Esquivel recibió la llave del edificio del ex centro clandestino de detención Pozo de Quilmes, convertido por ley en sitio de memoria. La misma ley estipulaba la desafectación del inmueble que, todavía hoy, es una dependencia de la Policía Bonaerense. “La Comisión viene trabajando permanentemente por estos sitios y poder hacerlo de manera conjunta con el Estado y las organizaciones del territorio es imprescindible para seguir construyendo memoria colectiva y fortaleciendo nuestra democracia”, expresó Pérez Esquivel.

Esta es la primera parte del proceso de desafectación ya que, por el momento, sólo se desocupó la parte del edificio que contiene las celdas donde estuvieron alojadas las víctimas y sobrevivientes del ex—CCD. “Un lugar de horror se va a formar en un espacio de vida, de transmisión y formación, y va a reafirmar los valores de memoria, verdad y justicia que el pueblo conquistó con su lucha, como lo demostró recientemente en una nueva movilización que llenó las plazas de todo el país”, agregó el co-presidente de la CPM Víctor Mendibil.

Con la desafectación parcial comienza a materializarse la recuperación de este espacio. En ese sentido, la firma del acta formalizó la cesión en comodato por 99 años del edificio a la CPM, que deberá arbitrar todas las medidas necesarias para su conservación y funcionamiento como sitio para la memoria, defensa y promoción de los derechos humanos.

posesion-pozo-de-quilmes

 Además de Pérez Esquivel y Mendibil, participaron del acto el vicepresidente Mauricio Tenembaum, el secretario Roberto Cipriano García y la directora general Sandra Raggio. También estuvieron presentes, miembros de la asociación civil “Colectivo Quilmes, Memoria, Verdad y Justicia, la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires y la Municipalidad de Quilmes.

“Cuando hablamos de justicia no hablamos sólo de una decisión judicial. Justicia es la búsqueda de verdad, la reparación de las víctimas y la construcción de la memoria: lograr, en definitiva, que no haya repetición de estos hechos atroces. Eso se logra con actos como el que estamos llevando adelante hoy con la desafectación del edificio”, señaló el secretario de derechos humanos Santiago Cantón.

“Necesitamos avanzar la desafectación completa del Pozo de Quilmes”, remarcó Rubén Schell, sobreviviente del ex CCD e integrante del Colectivo Quilmes, Memoria, Verdad y Justicia. “Quiero hablar en memoria de los compañeros que no están y agradecer la lucha del colectivo y el acompañamiento de la Comisión y de los gobiernos municipal y provincial”. Schell también reconoció el compromiso de las nuevas generaciones con el pasado reciente y destacó el trabajo que se realiza desde el programa de la CPM Jóvenes y Memoria: “Tenemos que garantizar la continuidad de estas propuestas”.

El año pasado, el colectivo Quilmes, memoria, verdad y justicia impulsó la ley para convertir el Pozo de Quilmes en sitio de memoria que fue votada por unanimidad. Durante el acto realizado en la secretaría de derechos humanos de la provincia, el representante del municipio de Quilmes José Estevao coincidió en la necesidad de seguir avanzando en la puesta en vigencia del sitio y aclaró que su conformación era una asignatura pendiente en Quilmes. Mientras que la diputada del FPV-PJ Eva Ramírez, que presentó el proyecto en la Legislatura, destacó: “El trabajo colectivo que hizo posible la creación del sitio de memoria es la muestra de un compromiso de la sociedad para que los derechos humanos son una política de Estado”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *