sitios5

En 1975 Diana Teruggi y Daniel Mariani se mudaron a la casa de la calle 30 n° 1134 entre 55 y 56. Este lugar sería no sólo el hogar de un matrimonio compuesto por un Licenciado en Economía y una estudiante de Letras, sino también una de las casas operativas que la organización política-armada Montoneros tuvo en La Plata.

Daniel Mariani y Diana Teruggi vivieron allí con su única hija Clara Anahí. Para los vecinos posiblemente se trataba de algo que podríamos entender como una “familia tipo”: un marido, una mujer, una beba, una casa con patio, una camioneta y la producción artesanal de conejo al escabeche. Sin embargo, detrás de una falsa medianera se escondía una imprenta clandestina que había sido especialmente construida para imprimir la revista Evita Montonera y difundir los artículos producidos por la organización.

El 24 de noviembre de 1976 a las 13:30hs la casa de Diana Teruggi y Daniel Mariani fue atacada por más de cien efectivos del Ejército y la Policía Bonaerense. El ataque a la casa duró más de tres horas, todas las personas adultas que estaban allí ese día fueron asesinadas: Diana Teruggi, Roberto Porfidio, Daniel Mendiburu Eliçabe, Juan Carlos Peiris y Alberto Bossio, Clara Anahí Mariani fue llevada con vida y secuestrada ese día.

Para desplegar el operativo de ataque a la casa, la manzana comprendida entre las calles 29, 30, 55 y 56 fue rodeada por personal de la Policía y el Ejército, quienes impidieron la circulación de vehículos en una zona más amplia. La cantidad de efectivos que participaron en el ataque, las tanquetas, helicópteros, el uso de armas de fuego, explosivos y granadas quedaron marcadas en la casa, cuyo frente fue destruido por el impacto de un explosivo que perforó la pared que daba con la habitación del matrimonio, la siguiente que separaba la habitación del comedor y la posterior que lindaba con el baño.

Durante estas tres horas los vecinos debieron permanecer en sus casas protegiéndose de la balacera. En las paredes y techos de la casa todavía hoy podemos ver el impacto de las balas y la sangre de las personas allí asesinadas y, a partir de ello, reconocer cómo se habían ubicado los asesinos que fueron ese día a realizar el ataque. El día del ataque Daniel Mariani había salido a trabajar a Buenos Aires; durante ocho meses siguió militando para la organización Montoneros desde la clandestinidad. El 1 de agosto de 1977 fue asesinado en la calle 32 y 135, cuando estaba terminando de colaborar en la mudanza de su compañera de militancia Laura Carlotto.

(fragmentos del texto “Eran chicos que estaban armados” Usos y memorias de la Casa de 30 de Florencia Espinosa)

 

En el año 1996 se funda la Asociación Anahí, presidida por Chicha de Mariani, madre de Daniel Mariani, y en 1998 se recupera la casa y se comienza a abrir al público paulatinamente. Este mismo año fue declarada de Interés Municipal, declarada Patrimonio de Cultural de la Provincia de Buenos Aires, por el Senado de la provincia en el año 2000, declarada de Interés Nacional por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación en el 2003, Monumento Histórico Nacional, por la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos en el año 2004.

Hoy Chicha Mariani sigue en su incansable lucha por la recuperación de su nieta Clara Anahì

 

 

 

“Eran chicos que estaban armados” Usos y memorias de la Casa de 30.

Por Florencia Espinosa

 

Este trabajo realiza un recorrido sobre los distintos relatos referidos al accionar represivo llevado a cabo durante la última dictadura militar argentina, en particular en la casa operativa de la organización armada Montoneros, ubicada en la ciudad de La Plata, hoy sitio de memoria.

Para ello se analizan los testimonios brindados por tres grupos de actores. En primer lugar, las memorias elaboradas por algunos militantes que utilizaron la casa como local político entre 1993 y 1998; luego las narrativas de miembros y ex miembros de la Asociación Anahí, fundación que desde aquel año hasta la actualidad se encarga de la gestión del lugar como sitio de memoria y, finalmente, los fundamentos de los reconocimientos estatales que recibió la casa entre 1998 y 2003 y el testimonio de dos de los funcionarios que los impulsaron.

Los recuerdos y las significaciones de los actores que han gestionado los usos de la casa guían la investigación. A partir del análisis de estos testimonios y el abordaje de los fundamentos de reconocimientos estatales otorgados a la “Casa Mariani-Teruggi”, se problematiza la multiplicidad de sentidos que condensa el acontecimiento anteriormente mencionado y los procesos sociales y políticos que implica su inscripción en la trama urbana.

 

Ver más

Casa Mariani Teruggi (2)